AEELA (Empresa) 2022 Comentarios |

Reseña de AEELA

AEELA fue fundada en 1921 y tiene su sede en San Juan, PR.

Conozca más sobre AEELA y sus productos navegando por los servicios que ofrece. También puedes leer los comentarios de nuestra comunidad y escuchar lo que otros tienen que decir sobre su experiencia con AEELA.

Divulgación de SuperMoney: SuperMoney.com es un servicio independiente, apoyado por publicidad. El propietario de este sitio web
puede ser compensado a cambio de la colocación destacada de ciertos productos y servicios patrocinados, o su clic
en los enlaces publicados en este sitio web. Leer más…
Descargo de responsabilidad editorial: El contenido editorial y generado por los usuarios de esta página no es proporcionado ni encargado por el emisor. Las opiniones aquí expresadas son exclusivamente del autor y no han sido aprobadas ni avaladas por ninguna entidad financiera, incluidas las que son socios anunciantes.

Mensaje de AEELA

La Asociación de Empleados del Estado Libre Asociado de Puerto Rico es una institución sin fines de lucro, creada con el propósito primordial de promover el ahorro y ofrecer una serie de servicios y beneficios a los empleados públicos, pensionados y sus familiares. Gracias al esfuerzo, dedicación y perseverancia de servidores públicos honestos y luchadores, que se ganaron la confianza de sus compañeros, comenzó con 120 socios, y hoy atiende a más de 150.000 socios. En 1912, este grupo ideó la creación de un instrumento socioeconómico que les permitiera ahorrar y les liberara de prestamistas y usureros, que se aprovechaban de sus necesidades económicas cobrándoles grandes sumas de dinero en concepto de intereses. Posteriormente, en 1921, el entonces representante Alfonso Larra Charriez presentó un proyecto de ley a la Legislatura, que se convirtió en la Ley 52 del 11 de julio de 1921, conocida como la Caja de Ahorros y Préstamos del Gobierno Insular de Puerto Rico. Así, el sueño de estos servidores públicos, entre los que se encontraban Jesús María Molina, Jorge Felices, Luis Sevillano, Miguel A. Correa, Félix Hilera y Susano Bocanegra, se hizo realidad. Posteriormente, el 28 de junio de 1966, se aprobó la Ley 133, que se conoció como la Ley de la Asociación de Empleados del Estado Libre Asociado, la cual confirió poderes y facultades a sus cuerpos directivos para lograr los fines para los que fue creada. La aprobación de la Ley nº. 9 del 25 de abril de 2013, la nueva ley de la Asociación de la Mancomunidad, ratificó el carácter privado de la institución y garantiza que los socios propietarios tienen poder de decisión en materia administrativa. , operativa y financiera, a través de la Asamblea de Delegados.

Administrada por servidores públicos, el crecimiento de la Asociación de Empleados ha sido inigualable. Desde hace casi un siglo, contribuye al sostenimiento y progreso de su matrícula, ya que el rendimiento de su gestión se abona en forma de dividendos a las cuentas de sus socios. De esta manera, su estabilidad y desarrollo contribuye significativamente al bienestar socioeconómico del pueblo puertorriqueño. En la década de 1960, la Asociación tenía 40 millones de dólares en activos totales. En la actualidad, cuenta con 2.000 millones de dólares en activos y es reconocida como un modelo incuestionable de solidez financiera y administración sólida. La Asociación de Empleados se mantiene a la vanguardia para mejorar su oferta y seguir ofreciendo seguridad y confianza, con el propósito de servir y contribuir al bienestar económico, físico y moral de todos los jubilados del gobierno y los empleados públicos. Estimular el ahorro entre los empleados y afiliados jubilados; establecer planes de seguros, incluyendo el de decesos; realizar préstamos; dotar a los empleados y afiliados jubilados de viviendas y centros hospitalarios para el tratamiento médico de ellos y de sus familiares, y cualquier otra actividad que la Asamblea de Delegados, previo estudio, considere factible y rentable para los fines que se persiguen, y propender, por todos los medios y recursos a su alcance, al mejoramiento y progreso individual y colectivo de los empleados y afiliados jubilados que la integran en el orden económico, moral y físico. La Asociación aspira a mejorar la calidad de vida de los miembros propietarios proporcionándoles seguridad y bienestar como su principal proveedor de servicios financieros y de seguros, y facilitando el ahorro y el crédito. La Asociación prestará sus servicios con parámetros de rentabilidad, eficacia y excelencia en los términos y condiciones más favorables posibles para los socios propietarios y salvaguardando el desarrollo y crecimiento de la institución. Ser un modelo de administración saludable caracterizado por el compromiso, la integridad, el respeto mutuo y la honestidad.